RUTA: Sierra de Gata: un placer de los sentidos…

La Sierra de Gata se encuentra en el extremo noroccidental de la provincia de Cáceres, limitando con la provincia de Salamanca. La pintoresca topografía bien merece hacer un viaje por estas tierras cacereñas.

El viajero encontrará mucha montaña, con muchas curvas en las carreteras, y una vegetación generosa, compuesta por robles, castaños y pinares producto de la repoblación de los montes. En los valles y laderas es frecuente ver frutales y olivos en terrazas. Los pueblos se encuentran en las laderas de las montañas. Si la naturaleza es generosa no digamos la flora y la fauna. La cámara de fotos y los prismáticos son imprescindibles.

El viajero debe saber que las gentes que pueblan estas sierras se expresan de una forma especial. Sa Martin de Trevellu (San Martín de Trebejo), As Ellas (Eljas) y Valverdi do Fresnu (Valverde del Fresno) así llaman a las localidades de este valle sus habitantes en el curioso y singular dialecto de la “Fala”. Sus orígenes, hoy todavía discutidos, emanan del Galaico-Portugués o Astur-Leonés. Lengua transmitida de forma oral, de generación en generación, se encuentra hoy plenamente viva al ser la manera usual de comunicación entre las gentes del lugar. Hay incluso matizaciones entre la forma de hablar de unos pueblos y otros: así en Sa Martín se habla (“fala”) “mañegu”, en As Ellas “lagarteiru” y en Valverdi “valverdeiru”.

Comenzamos nuestra ruta por la Sierra de Gata en VALVERDE DEL FRESNO, su municipio hace frontera con Portugal. De su arquitectura destaca, sobre todo, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Si nuestra visita coincide con la festividad de San Blas (3 de febrero) veremos por sus calles y plazas, a grupos de jinetes a caballo.

A continuación se encuentra el pueblo de ELJAS. Tiene un tortuoso casco urbano, con calles estrechas y pronunciados desniveles debido a lo abrupto del terreno donde se asienta

Se ofrece como magnífico balcón natural sobre la campiña. Entre sus Ermitas destaca la Divina Pastora, situada a unos 3 kilómetros en dirección a San Martín de Trevejo y ubicada en el bello paraje del Valle de la Vega.

El siguiente pueblo que visitaremos es SAN MARTÍN DE TREVEJO. Un bello lugar gracias a su belleza paisajística. La localidad está declarada “Bien de Interés Cultural”, aquí, podemos admirar su Plaza Mayor porticada con el Ayuntamiento y la Torre-Campanario de la Iglesia de San Martín de Tours.

Proseguimos nuestra ruta por la carretera local que discurre entre frondosos bosques de robles y castaños, y llegamos a VILLAMIEL el pueblo más alto de la comarca (733 m) rodeado de huertos, junto a viñas y olivos. De su trama urbana destacan algunas calles de antigua belleza y viviendas señoriales como el Palacio del Deán José de Jerez, del siglo XVII o el Rollo. Pero el edificio más importante es la Iglesia Parroquial de la Magdalena.

Desde Villamiel recorreremos el corto trayecto que lo separa de la pétrea e inigualable aldea de TREVEJO. Declarada bien de interés cultural, la aldea se asienta a los pies del airoso castillo.

Volvemos sobre nuestros pasos y nos dirigimos a HOYOS. La localidad aún conserva signos en casas y escudos de una época (sobre todo de los siglos XV y XVI) en que los obispos de Coria y familias veraneaban en la localidad.

Son famosos sus bordados pudiéndose adquirir encajes de bolillos y ganchillo.

Seguimos nuestra ruta y llegamos a VILLASBUENAS DE GATA, “pueblo de las siete villas” pues según cuenta la tradición, fue destruido por los musulmanes y vuelto a reconstruir por los cristianos en siete ocasiones.

Una de las viviendas con mayor interés es la que se encuentra en las traseras del templo parroquial de Nuestra Señora de la Consolación y conocida como la “casa de la mujer panzuda” en alusión a una figura tallada en una de sus ventanas.

SANTIBAÑEZ EL ALTO, con su estratégica ubicación, sobre todo de su Castillo, ofrece al viajero una de las más hermosas panorámicas de la comarca, en la que se incluye el embalse del Borbollón.

Dejamos esta localidad y nos adentramos más en la Sierra de Gata, llegando a la localidad de TORRE DE DON MIGUEL con su bien conservada arquitectura tradicional serrana. Un laberinto de calles angostas semioscurecidas por los voladizos de sus tejados, crea un ambiente que nos evoca un pasado islámico.

El primer domingo después de Pascua de Resurrección, en la Plaza Mayor se celebra el Baile del Capazo, que, como en otras localidades serranas, marca el fin de la campaña de la recogida de la aceituna.

Y por último llegamos a la villa de GATA, la cual da nombre a esta Sierra. El casco urbano muestra una arquitectura tradicional bien conservada, destacando sobre ella el sólido templo Parroquial de San Pedro.

Su Plaza Mayor con soportales es un lugar de encuentro, de intercambio de noticias y de mercadillos semanales.

Un centenario y robusto cedro jalona el lugar donde se encuentra la Ermita del Humilladero y el singular Jardín Botánico que acoge a una variada y exótica flora.

La cocina de la ruta es sencilla pero enormemente sabrosa. Una gastronomía basada en la huerta, el cabrito, las matanzas del cerdo con sus embutidos, los quesos de la zona, la caza, los peces de sus ríos, la miel, el polen, las castañas… y el ACEITE DE OLIVA.

La Sierra de Gata forma parte de la zona de producción de uno de los aceites mejores de España. Se comercializa con la etiqueta de calidad de la Denominación de Origen “Gata-Hurdes”.

Tiempo para realizar la ruta: 2 días.

About ruralzoom

Ruralzoom.com es sinónimo de mapa Europeo de casas y actividades rurales. El principal sistema de búsqueda es la geolocalización, pero ruralzoom.com cuenta con otros 4 tipos de búsqueda para que el usuario encuentre su alojamiento ideal y pueda disfrutar de todas las opciones que le ofrece la región en la que se encuentra. Senderismo, actividades autóctonas, tradiciones, restaurantes: turismo rural en estado puro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *